AQUI-EL-ALT
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Válvula antiolores para bote sifónico

El bote sifónico es un depósito que forma parte de la instalación de fontanería del baño, que recoge las aguas residuales de todos los desagües de la habitación, excepto el del inodoro, que por normativa tiene que ir conectado directamente con la bajante general del edificio. Las aguas que pasan a través del bote sifónico se derivarán hacia la bajante para ser evacuadas.

Este debe colocarse a una altura adecuada para evitar que el agua se salga cuando se realice una descarga de agua desde alguno de los sanitarios del baño.

La función que cumple el bote sifónico es la de evitar que los olores de las tuberías retornen por ellas y eso cause mal olor en el cuarto de baño. Este componente también se ocupa de controlar los atascos en los desagües de los sanitarios y necesita de una limpieza periódica para que el agua pueda continuar evacuándose de forma correcta.

Debido a que el bote sifónico recoge las aguas vertidas a través del desagüe, es posible que en ocasiones pueda emitir al exterior olores desagradables, más aún si se ha producido un atasco en la red. Para evitarlo, existe lo que se conoce como válvulas antiolor que ayuda a eliminar por completo los olores de las tuberías.

Aunque en la actualidad se ha extendido el uso de sifones individuales para cada sanitario, es común encontrarnos todavía con numerosas instalaciones de fontanería sin rehabilitar y que sigan teniendo un bote sifónico en el cuarto de baño. Por ello, se siguen comercializando soluciones para botes sifónicos como las válvulas antiolor, algo esencial para mantener en buen estado la instalación y evitar que surjan malos olores que se extiendan por el baño y el resto del hogar.

Otra de las ventajas de estos componentes, también conocidos como válvulas antirretorno, es que evitan la formación de plagas de insectos en las cañerías, evitando que tengamos que verter productos insecticidas.



Cómo instalar una válvula antiolor para el bote sifónico

Para instalar la válvula antiolor únicamente necesitaremos un destornillador para desmontar la tapa del bote sifónico. En primer lugar, deberás proceder a retirar la tapa plateada del bote sifónico (el embellecedor) que verás en el suelo del baño. Tras quitarla con la ayuda del destornillador, veremos que aparece otra tapa gris que deberemos desatornillar y levantar para poder acceder al interior del bote sifónico.

Allí podrás ver el orificio de salida del agua del tubo sifónico, donde deberás colocar la válvula antiolor. Debes hacer coincidir la salida de la válvula antiolor con la salida del bote del sifón hacia la bajante para que las aguas puedan evacuarse y no se produzca un atasco.

Cuando ya hemos introducido la válvula, haciendo coincidir su salida con la del bote sifónico, abriremos un grifo del cuarto de baño para ver si funciona correctamente la válvula. Levantaremos la parte móvil de la válvula para que el agua pueda salir a través. Cuando cerremos el grifo, pasará todo el agua y la válvula cerrará la tapa, lo que hará que no deje pasar los malos olores.

Volvemos a tapar el bote sifónico, colocando primero la tapa gris y dejándola bien atornillada y después el embellecedor del suelo –la tapa plateada-.

Como podremos observar, la instalación de la válvula antiolores es muy sencilla y rápida de efectuar, y cualquier usuario en su hogar puede hacerlo. De esta manera podrás disponer de un bote sifónico antiolores de forma fácil y económica.

El precio de una válvula antiolores puede variar dependiendo del fabricante. Podemos encontrar válvulas de todo tipo a partir de 15 euros, tanto de forma on-line como en comercios especializados. Una forma muy sencilla y económica de poder eliminar los malos olores de nuestro cuarto de baño.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE