AQUI-EL-ALT
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Instalación de fontanería para piscinas

Instalación de fontanería para piscinasTener una piscina en casa es un sueño para muchas personas que cuentan con un espacio amplio en el jardín donde poder ubicarla. Las viviendas particulares de grandes dimensiones u otras instalaciones públicas podrán beneficiarse de los servicios de nuestros fontaneros en Granada, que le ayudarán a realizar su instalación de fontanería para piscinas para que esta esté correcta y funcione a la perfección.


Elementos que componen una instalación de fontanería de piscina

Antes de comenzar con la tarea, debemos conocer de qué partes debe disponer toda piscina para que sea funcional. Las partes de las que se compone son:

  • Desagüe: Son aquellos conductos que conectan el sumidero de la piscina con la red de evacuación para poder realizar su vaciado.
  • Abastecimiento de agua: La conexión con la red general para poder llenar el vaso de la piscina.
  • Sistema de tratamiento o depuradora: Es esencial que en toda piscina se realice un correcto tratamiento del agua para evitar que en ella se acumulen bacterias y microorganismos que puedan ser perjudiciales para los bañistas. Los dispositivos de filtración del agua son capaces de eliminar todo tipo de algas o bacterias entre otros. También es importante que sean capaces de regular la cantidad de cloro y el PH del agua. Los sistemas más comunes para realizar el filtrado del agua son los skimmers o rebosaderos.
  • Tuberías de PVC: Son las más recomendables ya que resisten a la perfección ante la acción del cloro y pueden durar más que cualquier otra tubería.


Diseñar un esquema de la instalación de fontanería de la piscina es esencial para poder realizar el trabajo con total garantía. Antes de empezar a construir la estructura del vaso es esencial poseer un plano de la disposición de los elementos de fontanería de la piscina. Además, una correcta colocación y montaje de las tuberías garantiza un funcionamiento a largo plazo, y un mejor mantenimiento de la piscina.


¿Cómo se realiza la instalación de fontanería de una piscina?

Una vez que nos hemos decidido a construir una piscina en nuestro hogar, es tan importante el diseño del esquema de fontanería de la piscina como la correcta realización de la estructura, que debe ser sólida y elaborada con materiales resistentes que eviten la formación de filtraciones.

El vaso de obra puede realizarse de diferentes maneras, siendo la más común el hormigón armado. Una estructura reforzada es esencial para evitar filtraciones. El hormigón armado ofrece una mejor estabilidad en la estructura, y un buen apoyo y soporte que evitará la aparición de fisurar y grietas. El grosor de la solera debe ser el adecuado para garantizar la correcta sujeción de las paredes.

El vaso también puede construirse usando estructuras metálicas tratadas o con polímeros reforzados, que son materiales estructurales con una alta resistencia y preparados contra la corrosión y los daños externos.

El interior del vaso puede revestirse de liner armado, una opción económica y muy versátil; una lámina fina hecha de PVC que se une a la piscina mediante soldadura y le proporciona una resistencia aún mayor. Otros materiales que se emplean para los revestimientos pueden ser las baldosas, el gresite, pinturas especiales para piscina o poliéster con fibra de vidrio.

Una vez que hemos decidido los materiales de obra con los cuales vamos a construir la piscina y hemos colocado el vaso en la tierra procederemos a acometer la instalación de fontanería de la piscina. En el mercado existen diversos kits para realizar una instalación de piscina básica que contienen un skimmer, desagüe y entradas de agua. Estos componentes se colocan en sus respectivas aperturas y se conectan a una tubería de PVC.

Después de realizar los acoplamientos entre las piezas y las tuberías nos aseguramos de soterrar la plomería de la piscina para esconderla, pero estableciéndola de una forma que nos permita no tener que cavar sobre el suelo para poder acceder a la instalación a reparar cualquier avería. Comenzando por el drenaje de la piscina, colocamos un codo de 90 grados en el extremo del acoplamiento, y en el extremo del codo una sección de tubo recto, que deberá correr hacia un área donde el agua pueda drenarse.

Posteriormente unimos los tubos desde el skimmer hasta el lugar donde se colocará la bomba. Es importante tomar las medidas de las tuberías para poder cortarlas apropiadamente y colocarlas realizando las conexiones pertinentes.

El siguiente paso consistirá en colocar los tubos de PVC para las líneas de suministro y derivarlas a los chorros de agua de la piscina. Dependiendo del tamaño de la piscina podremos utilizar varias juntas en forma de T que nos permitan ramificar las tuberías de agua hacia las diferentes filas.

Tenemos que asegurarnos de tapar bien todas las tuberías para evitar que les entre tierra o sedimentos durante el proceso de la obra. Tras finalizarla, podemos quitar las tapas y finalizar conectando los tubos a la bomba.

Una vez que las conexiones estén selladas, podremos proceder al llenado del vaso, verificando que las conexiones de la bomba y las tuberías están en correcto estado para evitar fugas de agua.

También deberemos revisar el suelo para detectar la presencia de algún punto húmedo que pueda significar una posible filtración, puesto que en tal caso tal vez sea necesaria el desenterrar una sección para realizar una pequeña reparación.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE