AQUI-EL-ALT
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Cómo realizar una instalación de fontanería unifamiliar

Cómo realizar una instalación de fontanería unifamiliarRealizar un sistema de instalación de fontanería unifamiliar es un trabajo algo más complejo que si se acometiera en un piso o vivienda colectiva. Para realizar la tarea necesitamos de un buen asesoramiento y conseguir los materiales y piezas necesarias.

Si la casa es de nueva construcción, los fontaneros deberán trabajar en conjunto con el resto del equipo para realizar las conexiones y tomas de agua necesarias desde la red de acometida general. Lo normal para instalar las cañerías que circularán por la vivienda es que se trabaje en seco, cerrando la llave de paso a la tubería general del agua. Especialmente si se trabaja con cobre, ya que la soldadura requiere que los elementos de unión estén completamente secos.

Para los ramales de agua fría pueden emplearse conductos elaborados de cobre o plástico. En el caso de las cañerías empleadas para el suministro de agua caliente sanitaria podemos optar por acero inoxidable, cobre o termoplásticos; estos últimos son más resistentes y garantizas una durabilidad óptima de las redes de saneamiento, como es el caso del PVC.

Una vez que hemos localizado el punto donde vamos a realizar el ramal, procederemos a insertar la cañería en forma de T y utilizaremos un cortador de tubos, que permite seccionar conductos con diferentes diámetros de forma precisa y limpia.

Posteriormente, soldamos el primer tramo que discurre desde la toma hasta la ubicación de la llave de paso y también la sección de la tubería donde se va a realizar la conexión junto al ramal, que deberá tener una salida de ½".

Una vez instalado el ramal, deberemos conectar los distintos electrodomésticos de la vivienda a este nuevo conducto de agua fría, estructurando las conexiones en distintos tramos de la forma más corta que se pueda. De esta forma evitamos la menos pérdida de presión posible. El punto de llegada al WC y el lavabo deberá fijarse soldando un terminal en el punto donde se enroscan las llaves de escuadra sobre aquellas que se conectan a los latiguillos para abastecer los grifos.

Por otro lado, también nos ocuparemos de acometer la red de distribución de agua caliente, que guarda diferencias con la del agua fría. Esta red de agua caliente sanitaria no dará servicio a puntos de consumo como el inodoro, ya que no la necesita para poder funcionar. En los sanitarios que necesiten agua caliente como es el caso de lavabos y fregaderos deberá utilizarse de forma obligatoria una grifería con un solo caño de salida para agua fría y caliente, conocido como grifería mezcladora. De esta forma, el agua saldrá a una temperatura adecuada para su uso, ya que durante su preparación alcanza temperaturas altas y es necesario disminuir su energía calorífica. La red de ACS también deberá estar conectada a la calefacción de forma segura y eficaz. El uso de tuberías multicapa es muy común para realizar dichas conexiones.

Las redes de evacuación del domicilio también son otra pieza fundamental a la hora de diseñar el esquema de la instalación de fontanería de una vivienda unifamiliar. Se deberán evacuar las aguas residuales y pluviales del hogar mediante sistemas de desagüe instalados en los sanitarios, a través de los cuales se derivará el agua sucia hacia la acometida de saneamiento. Esta última sección irá conectada con la red de alcantarillado urbana que se ocupará de desechar los vertidos. Otros elementos como los canalones también serán necesarios para la evacuación de las aguas pluviales.

Por otro lado, en caso de que la vivienda estuviese alejada de la ciudad y no tuviese acceso a la red de alcantarillado se podría optar por la instalación de un pozo negro o fosa séptica que permita la evacuación de las aguas residuales derivadas a dicho depósito, que deberá ser limpiado de forma periódica para mantener la salubridad de la instalación.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE