AQUI-EL-ALT
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Instalación de fontanería por falso techo

Las instalaciones de fontanería se realizan cuando se está construyendo una vivienda de obra nueva o bien cuando la antigua instalación ha quedado desfasada y se necesita una renovación completa.

A la hora de colocar las tuberías, podemos optar por hacerlo por paredes, suelos, o también por el techo. La construcción de un falso techo es imprescindible si optamos por esta opción.

Los albañiles se ocuparán de la construcción de un falso techo de escayola o yeso laminado por el cual circularán las tuberías. Posteriormente, los fontaneros se ocuparán de elevar la fontanería del suelo hasta el techo para poder acometer la obra.



Ventajas de realizar una instalación de fontanería por falso techo

Con una instalación de estas características lograremos abaratar las futuras reparaciones y detectar posibles fugas de agua a la mayor brevedad, puesto que, de producirse, los escapes de agua serán fácilmente detectables ya que se producirán goteras y los habitantes de la vivienda podrán percibirlas rápidamente.

Uno de los grandes inconvenientes de las tuberías es que pueden perjudicar la estética de la vivienda si se colocan a la vista. Por ello, suelen colocarse camufladas bajo las estructuras de la vivienda. Colocarlas en un falso techo hacen que estas puedan disimularse mucho mejor y además, evitan posibles averías en las cañerías en caso de que tengamos que hacer obras en las paredes, como por ejemplo si deseamos taladrar en la pared.



Cómo acometer una instalación de fontanería por falso techo

Para acometer una instalación de fontanería por falso techo es primordial simplificar el recorrido de las tuberías de suministro y desagüe. El material de las tuberías nuevas debe ser resistente y duradero, a prueba de corrosión. De esta forma, lograremos alargar la vida útil de las tuberías y evitar problemáticas averías.

Los puntos de agua, exceptuando la ducha y la bañera, deberán de ir conectados a un bote sifónico que permita registrar la instalación y evitar malos olores.

Es importante recalcar que a la hora de realizar el diseño de la instalación de fontanería en el falso techo, hay que tener en cuenta de que debe existir una cierta pendiente en las tuberías de mínimo un 2%, para evitar retenciones y atascos en las tuberías. Otra de las cosas que habrá que tener en cuenta a la hora de acometer la instalación es el diámetro de las tuberías, que en el cuarto de baño deberán ser de como mínimo 20 milímetros.

Es recomendable que las tuberías vayan protegidas con un tubo exterior corrugado que evite la formación de condensaciones y humedades.

Las tuberías en el techo pueden suponer un problema estético para la vivienda, es por ello que se construye un falso techo para poder taparlas por completo. Si se colocan sobre el techo, se pueden utilizar rodapiés y adornos de escayola entre otros para cubrirlas y embellecerlas. Pero, gracias a la colocación de un falso techo, logramos camuflar por completo toda la red de agua.

A la hora de escoger la distribución de las tuberías, podemos decantarnos por dos tipos diferentes:

  • Red ramificada: Las tuberías de distribución de agua parten de los puntos iniciales como pueden ser la llave de corte o el calentador para el caso del agua caliente. El agua fría y caliente tienen un tubo exclusivo para cada una. Estas tuberías son únicas y se distribuyen por toda la casa. Cuentan con derivaciones para poder abastecer de agua potable a cada sanitario. Estas dos tuberías principales suelen colocarse en los techos de los pasillos y después son derivadas a cada habitación. Con este sistema garantizamos una menor longitud de los tubos a usar, algo especialmente beneficioso si optamos por tuberías de cobre, que tienen un precio elevado. El único inconveniente es que se necesita realizar numerosas operaciones para la instalación de las derivaciones, con el consiguiente trabajo manual que ello supone.
  • Red por colectores: Este sistema consta de un colector inicial del cual parten de forma individual los ramales a cada cuarto húmedo. A diferencia del caso anterior, no existe una tubería principal si no que cada cañería parte directamente desde el colector. Este sistema garantiza la mínima colocación de bifurcaciones para realizar derivaciones, y por ende, una posibilidad menor de que existan puntos críticos con posibles fugas de agua. No obstante, el sistema de colectores hace que se necesite un gran consumo de metros de tubería, por lo que habrá que recurrir a materiales económicos como las tuberías de plástico. Estas tuberías circularán por el falso techo y llegarán a cada pieza donde se desee suministrar agua con una bajada en vertical.



¿Desea optar por realizar una instalación de fontanería por falso techo? Nuestros expertos en Fontanero Granada le aconsejarán sobre el tipo de distribución más conveniente para sus tuberías, los materiales a elegir, y muchos aspectos más que influirán en el correcto funcionamiento de sus redes de agua. Confíe en nuestra experiencia y profesionalidad. Contacte con nosotros y solicite toda la información que necesite.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE